Posted on

Homeless

Cesar Quijada - Essay - Escritos

Solo miro mi desgracia con vergüenza, solo pienso en que no existo, solo creo que me muero. Entre la soledad y el frio me refugio, entre el hambre y el sucio deliro, quiero creer en la vida que no tengo, admiro tu dicha con mi desilusión, entre charraras y pegas te veo, forzando mi rostro para moldear una sonrisa, te pido piedad con esa falsa alegría para que no sepas que me muero, te pido ayuda sin querer demostrarte que no tengo una vida, no tengo ni rumbo ni lugar a donde ir, no tengo esperanza, soy un hijo de la calle, SOY UN VENEZOLANO.

Cesar Quijada 14-12-95

Posted on

Autorización para ir al barbero

Cesar Quijada - Essay - Escritos

Un día, ya hace casi un año, pase a ser parte de las estadísticas Venezolanas, y me quede sin equipos fotográficos por simple gusto de algún pobre diablo.
En ese momento quizás me costo mucho entender la causa, pues tenia cerca de un año alejado de mi profesión y trastabillaba sin cesar haciendo grandes esfuerzos por mantener la nariz fuera del agua.
Hoy quiero agradecer a ese magnifico choro y al poder supremo que lo puso allí, pues ese acontecimiento me empujo a tomar decisiones importantes en torno a mi estilo de vida. Era tiempo de decidir, o seguir por este nuevo camino que estaba completamente oscuro o volver a la aparentemente serena orilla de mi 15 y ultimo de mi antigua profesión. No se si por terquedad o por el desinteresado apoyo de algunos compañeros de vida que me sembraron la duda de “que se si podía”, prestándome sus equipos, dejándome atrasar con los alquileres del estudio y con simples pero grandes espaldarazos acompañados de un “creo en ti” lo lograrás…
Pues decidí no letardamente, y me enrumbe al nuevo conocimiento “si me estrello, al menos será con una nueva pared” y ese mismo día me hice la promesa de que seguiría intentando, y que los equipos los recuperaría antes de que el pelo me creciera al punto de look roquero, así que me olvide de las visitas al barbero y me puse los patines.
Con cada observación de algún amigo o familiar “te estas dejando crecer el pelo?” me recordaba como flecha atravesando manzana, que me estaba tardando, y entonces buscaba algún motorizado para colgarme aferrado a la parrillera y agarrar un poco de impulso sobre mis patines oxidados. Paso el tiempo y logre parecer indigente, quizás hasta con un nuevo gusto aprendido al look mamarrachistico, pero hoy quiero decirles que ya tengo autorización de ir al barbero, luego de mucho esfuerzo y trabajo se consiguieron de nuevo, por su puesto y como lo vaticinaron los amigos son mucho mejores a los que ese bendito amigo se llevo.
Les quiero agradecer por el apoyo y por la esperanza que sembraron en mi cuando mas cansado estaba..

Equipos nuevos!!! Muchas ganas de trabajar y seguir aprendiendo!!!!

Reafirmando que cada lección de vida sabe amargo al principio, pero la paciencia y el trabajo tarde o temprano te recompensa con el dulce sabor de ver las metas alcanzadas y las lecciones terminadas

Gracias a todos por apoyarme en mi escuela de vida….

Cesar Quijada 24/08/2010

Posted on

Why?

Cesar Quijada - Essay - Escritos

Paso Mucho tiempo pensando en el por qué de la existencia de la cosas, pero no he prestado suficiente atención en el por qué se atraviesan en el camino que lleva la ondulada línea de mi vida, no es que sea un fracasado ni que me sienta mal por lo que he vivido, pero debe existir una causa lógica del por qué me hicieron tropezar contra ellas, (algunas veces sin significancia para mí , en otras me he caído y me he resentido ). Después del saneamiento de estas me doy cuenta, reflexionando y recapacitando del por qué de su existencia. En algunos de estos reconcilios con mis ideas he podido ver un poco a través de la niebla de lo incompresible y capto un poco de la luz de la sabiduría para descifrar la importancia del “Por qué” de estas caídas, no solo estoy escribiendo para ver si encuentro una causa lógica, o para darme cuenta de una vez por todas que estoy caminando es círculos, estallándome la cabeza por esta ambición mía de encontrar un Por que de todas las cosas sin explicación , creo que pierdo mucho tiempo en esto ¿ será que el pensar es perder el tiempo? bueno esa será otra cosa por la cual estaré pensando en otra oportunidad.
He estudiado el dicho que dice “Para aprender hay que caer ” pero después de profundizare en él llegue a otro dicho ” Una persona siempre está aprendiendo hasta el día de su muerte” entonces me dije a mi mismo será que uno jamás va a dejar de caer o es que no solo se aprende cayendo, Bingo He alli la respuesta de por lo menos una pregunta ,Ojo no digo que lo sepa, pero encontré algo de lógica en lo que diré, no solo se aprende cayendo, como dicen las personas que no esperan nada de la vida, sino también se aprende de las caídas de los demás, y si tú quieres aprender solo tienes que hacerte creer a ti mismo que no estás en la vida solo para caer sino para aprender, creo que volví a caer en lo mismo y como no voy a borrar lo que escribí espero que no se hayan enredado, estaba diciendo que no solo se aprende de los errores, de las peleas, de las depresiones, de cosas que no deseas haberlas dicho, de los malos ratos, en fin de las caídas como lo mencioné anteriormente, sino también se aprende de la esperanza de pensar en un futuro, de querer hacer algo, de ese insaciable deseo de buscar las explicaciones, y de cosas parecidas, entonces me respondí a la pregunta que me formule hace un rato , el reflexionar y pensar no es perder el tiempo, estoy aprendiendo y creo que me hace cambiar en un futuro cosas negativas que he hecho en alguna ocasión en alguna circunstancia.

Cesar Quijada 14-1-95

Posted on

The Battle

Cesar Quijada - Essay - Escritos

Acabábamos de atravesar las dunas de los verdes cristales. Los cascos de nuestros Yegüíes hacían vibrar con sus 6 patas las laderas de los campos de hiedra a un nuevo ritmo, anunciando así el redoble de la velocidad de nuestra tropa.
Ya agotados por los días de marcha, parecían estar contentos de empezar la batalla, no por tener certeza del triunfo, sino por oler definitivamente un final próximo.

A la distancia se podían observar las chispas que las hiedras metálicas que hacían volar las patas de nuestros Yegüíes y de las cuchillas de los trineos de las provisiones.

Sorprendido e encandilado de repente, pensé que era pronto para el destello matutino de nuestra estrella Iona, que cada mañana nos informaba sobre el inminente amanecer.

Aturdido por aquella ráfaga luminosa quede sin fuerzas para permanecer en pie, caí sobre la hiedra casi tan rápido como la lanza Ianú que blandía, descanse….

Al pasar el shock desperté en lo que sentía podía ser mi hogar, el olor Trudi emanado de la alberca central de la sala, transportado por el vapor que libremente despega de las luces internas más bajas, provocan sobre la superficie una muy ligera niebla, que se expande desde las escaleras de cristal y metal, hasta la misma entrada. Los pisos de piedra blanca casi tan lisos y fríos como las acerinas de los pasamanos, la usual música que proviene de todos los rincones del estar, indican la armonía entre todos los objetos.

Dulces cantos de las sefiras del aire hacen graduar la intensidad de la luz, conforme a como debe estar tu aura. Reprogramaba sin pensarlo mi vibración con ese lugar. Todos esos detalles me hacían pensar que realmente estaba en casa, pero faltaba algo, parecía no estar todo en orden, me sentía incompleto….

Al fin, de repente apareció ella, se encontraba sentada en el desnivel interno de la alberca, fisgoneaba las flores de Urki que había plantado en semicírculo sobre el espacio más retirado a la entrada, y el nivel de los escalones me impedía observarla. Fue solo cuando baje y me incline a beber un poco, que alzando la cabeza con mirada rasante me percate que mi princesa estaba allí, tan hermosa como siempre, solo su mirada me enmudece causándome esfuerzo el seguir respirando.

Estaba con su túnica dorada, tan delgada como el aire, traslucida como la misma niebla del agua, hace relucir de manera majestuosa las increíbles formas de su cuerpo húmedo. Me miró y con un pequeño gesto subiendo sus manos suavemente al pecho me envió desde el fondo de su alma un recordatorio de ser yo a quien ama, y de ser yo su complemento. Inmediatamente sentí nuestra conexión, el hilo de nuestras esencias estaba restablecido de nuevo. Ahora si estoy definitivamente en casa.

No sé si era que mi cuerpo necesitaba reposo, o fui yo quien quiso a ojos cerrados llegar a Amandra, lo cierto es que caí rendido….

Al despertar el olor de mi sangre derramada sobre la metálica hiedra parecía gritarme “REACCIONA”, o eran los miles de pasos de la tropa que al unísono hacían resonar mi armadura, lo único cierto era la flecha Sorka que como milagro logró hacerse espacio entre los anillos de mi peto para atravesar libremente mi pecho de extremo a extremo.

Aquel destello visto no era el preludio del amanecer anunciado por nuestra estrella, no era el comienzo lo que se pregonaba, sino era en parte evidencia de esa nueva arma Sorka, que comenzaba con una inyección de energía una vez que atravesado tu corazón.

Esa energía te hacia ver un destello, luego, el sedante que instantáneamente corría por todo tu cuerpo incluso más rápido que los emisores nerviosos de tu cuerpo, hacían relajarte como si consiguieses el sueño más conciliador.

Yo pensé que al despertar en casa era señal que los nuestros habían ganado la batalla, por que suelen poner de vuelta a los soldados en sus hogares como si hubiesen tenido un mal sueño, y con la dicha de volver a estar en casa borraban de sus memorias las crueles batallas.

Pero estaba equivocado, todo eso era parte de las fantasías creadas por las flechas Sorkas. Empezaba a transcurrir el tiempo del final y el comienzo.

Algo no estaba bien, pues aún yacía sobre el suelo y podía sentir el dolor creado por las filosas hiedras incrustadas en mis muslos donde no alcanzaba la armadura, y podía aun ver lo que sucedía en el campo de batalla, Era tiempo de escoger; o sacaba la flecha de mi pecho y seguía combatiendo por la causa de otros, o descansaba y volvía a mi hogar que hoy han destruido. “otra gran dicha de aquella arma”……

Por supuesto lo entendí enseguida, y al hacerlo, logré correr a casa a los brazos de mi Amandra……

Cesar Quijada
08/03/2007

Posted on

Photography: Use your camera even in low light – April 1987, Popular Mechanics

Many photo enthusiasts have the idea that after dark or on cloudy and rainy shown all you have to do is keep your camera carefully and wait for a radiant sun that can alert you to return to their hobbies photo. However, there are few professional photographers, especially those who watch his profession from an artistic angle, they think that the most beautiful photographs, original and surprising take on the night or during those days that are considered unpleasant. [/heading]

Source: Popular Mechanics.
Translated by: Google Translator

Click over the images to view the article with better size