Agonizante Planeta

Con la mirada implorada de la inclemente tierra que observa la causes de sus llamas y talas… Mira, Mira mi desgracia.
Corre y escóndete de la destrucción que buscas, inexistente arena de recuerdos naturales, ancho y oscuro paraje en ruinas…..
La áspera consola rural es tuya. ¡Vete!, ¡Vete! Y solo vete asesino llorante, negro demonio de razas animales.
Lloro, lloro al no poder amarte “Madre Tierra” , pues mi propia carne es tu enemigo. Desespero, Desespero, no puedo amarte.
Tú eres mi alma, ¡Progenitora! , y yo soy tu cáncer. De ti vivo, ¡Mi hogar!, pero solo veo ahogarte …..

…..No sé que hacer………¡Mátame Madre!…………

Cesar Quijada
07/01/1999

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *