Sin Refugio

Solo miro mi desgracia con vergüenza, solo pienso en que no existo, solo creo que me muero. Entre la soledad y el frio me refugio, entre el hambre y el sucio deliro, quiero creer en la vida que no tengo, admiro tu dicha con mi desilusión, entre charraras y pegas te veo, forzando mi rostro para moldear una sonrisa, te pido piedad con esa falsa alegría para que no sepas que me muero, te pido ayuda sin querer demostrarte que no tengo una vida, no tengo ni rumbo ni lugar a donde ir, no tengo esperanza, soy un hijo de la calle, SOY UN VENEZOLANO.

Cesar Quijada 14-12-95

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *